*

Lunes, 23 de Abril de 2018     |     Tlaxcala.
Suscríbete


Opinión





Desde anoche los equipos de todos los candidatos presidenciales que participaron en el primer debate mantienen la cantaleta de que ganaron, sin embargo ese ejercicio dibujó con claridad a la clase política mexicana que aspira a gobernar el país. Todos en su momento fueron ligados a asuntos de corrupción, nepotismo, de mantener nexos cuestionables y de proponer falacias con tal de ganar simpatías.